728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal
728×90 Banner Principal

Por la rehabilitación de nuestros héroes

Uno de los objetivos principales en la presente gestión es fortalecer el bienestar integral dentro de la Fuerza Pública.

discapacitados_policia

Cuando se habla de Colombia como un país próspero y como un país que aspira a estar en paz, se debe reconocer que estos logros han sido en, gran parte, gracias al esfuerzo que todos los días realizan nuestros soldados de tierra, mar y aire y nuestros policías. Es así como en años anteriores existió la necesidad de incrementar las Fuerzas Armadas, y hoy, se tiene la obligación de brindarles el mayor nivel de bienestar que estas se merecen.

Como consecuencia del contexto en el que se encuentra el país, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional cuentan con el mayor número de personas con discapacidad de la nación, debido al combate, acción del enemigo o actos del servicio: más de 12.700 miembros en los últimos diez años, cifra que en promedio anual, asciende en 1.000.

Así las cosas, uno de los objetivos principales en la presente gestión es fortalecer el bienestar integral dentro de la Fuerza Pública. Por eso, se están realizando inversiones con recursos extraordinarios de 1.3 billones de pesos, para robustecer la educación, vivienda, salud y rehabilitación. Esta cifra es históricamente la más alta que la Nación ha destinado.

En el área de la rehabilitación, a la fecha se han asignado aproximadamente 82 mil millones en proyectos como la construcción y dotación del Centro de Rehabilitación Inclusiva –CRI- en Bogotá, con la cooperación del gobierno Coreano; el Centro de Rehabilitación Funcional de Medellín Héroes de Paramillo’, con contribuciones del sector privado y el gobierno local y, finalmente, el Centro de Rehabilitación Funcional ‘Nuevo Basan’, el cual inicia obra en 2015.

Ante la innegable realidad del país y de manera más directa, del sector Seguridad y Defensa, en el que tantos héroes que sacrificaron parte de su integridad física y moral por defendernos son jóvenes entre 18 y 25 años, se vuelve una responsabilidad inevitable del Estado y de la sociedad brindarles garantías para un nuevo proyecto de vida.

A la fecha, se han venido desarrollando enormes esfuerzos en rehabilitación, que apenas son los primeros pasos en el largo camino que resta para retribuirles esa entrega y valentía en el cumplimiento de su misión.

Adicionalmente a las inversiones en infraestructura y equipo, desde el Ministerio de Defensa se presentó en días pasados la Política de Discapacidad del Sector Seguridad y Defensa, para lograr una rehabilitación integral. Debe propender por preparar al uniformado en nuevas habilidades y capacidades para integrarse en su entorno y tener un estilo de vida sostenible, acorde a su nueva realidad. Se resalta el rol activo de la familia en toda la ruta de la rehabilitación.

Para lograr el objeto final que es la rehabilitación integral de nuestros héroes, por medio de la Política de Discapacidad se pretende articular el sistema bajo tres fases: la primera, de previsión, prevención y protección, a cargo de cada Fuerza, que trata de reforzar los procesos de incorporación, la cultura del riesgo por medio de la educación y doctrina, y los elementos de protección en el área de operaciones. En segundo lugar, la fase de rehabilitación funcional a cargo de los subsistemas de salud de las Fuerzas Militares y Policía Nacional, que incluye procesos de evaluación, atención médica y habilitación funcional del uniformado.

Finalmente y ya que, como se mencionó, la meta desde el Ministerio de Defensa Nacional es ir más allá de la fase de rehabilitación funcional, desde la Política de Discapacidad se incorpora un elemento innovador en Latinoamérica, que es la fase de rehabilitación familiar, social y laboral, para lograr la inclusión de nuestros héroes con discapacidad en la sociedad. Es así que, desde la política, se da origen al Sistema de Gestión del Riesgo y Rehabilitación Integral –SGRRI- y se complementa la ruta de rehabilitación con la que cuenta el sector defensa actualmente, incluyendo esta tercera fase de rehabilitación inclusiva.

Estas iniciativas nunca serán suficientes para retribuir el sacrificio que hacen nuestros héroes para mantener la seguridad de todos los colombianos. Por esta razón, desde la política se invita al sector privado a que participe en la inclusión de nuestros uniformados, una vez culminen el proceso de rehabilitación, ya sea con contribuciones y alianzas en materia de educación, inclusión laboral, emprendimiento, entre otras.

Revista Policía Nacional de Colombia

discapacitados-policia-2

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.